jueves, 12 de enero de 2017

CONFITERÍA 'EL BUEN GUSTO' DE CARMELO SAENZ (LOGROÑO)


El confitero Carmelo Sáenz Ruiz, fue uno de los expositores riojanos que participaron y ganaron la medalla de bronce de la Exposición de Barcelona de 1888, al parecer con un delicioso bizcocho. 

Su confitería 'El Buen Gusto' se puede considerar como una de las históricas en la fabricación de las pastillas de café y leche logroñesas que inventó la Vda. de Solano.

En sus mostradores se vendían chocolates, como los del torrecillano 'Doroteo Romeo', los de los 'RR. PP. Agustinos' o el 'Chocolat Santé'.

Fue un negocio prestigioso e incluso se pueden leer anuncios que se referencian, como sucede con el comercio textil 'La Moderna', por su proximidad al de Carmelo Sáenz.

En lo personal, destacó Carmelo Saenz, por su carácter caritativo que hizo posible que en más de una Navidad se pudieran degustar sus mantecados y caramelos en la Cocina Económica.



Su tienda estuvo localizada antes de 1890, en la calle Mercado, 44 y a partir de esta fecha se trasladó a la calle Mercado, 50. Tras reformarla y decorar su fachada con madera, el periódico LA RIOJA en un breve de octubre de ese año la describe así:

"La confitería 'El Buen Gusto', tiene instalado en su nuevo establecimiento un elegante y espacioso salón para tomar los pasteles y agujas y demás dulces, así como para bodas y bautizos, cuyo esmerado servicio se hace gratuito; y otro, con exposición de cajas y caprichos para regalar con dulces, sumamente baratos. Cestos y cajas del Japón, jamón en dulce por raciones, y las mejores pastillas de café con leche".


No hay comentarios:

Publicar un comentario

LOS RECUERDOS TAMBIÉN SON PATRIMONIO HISTÓRICO