miércoles, 26 de octubre de 2016

LA NUEVA ELECTRA DE LA VIUDA DE H. ARZA Y JUAN ESTEBAN


EL MOMENTO HISTÓRICO DE LA  'NUEVA ELECTRA DE LOGROÑO'.


La presa que hoy llamamos de la "Guillerma", unía los molinos de las Norias y el de la Isla (luego fábrica de harinas). 

Adquirido este enclave a  Anselo Archanco en 1904/1905 por parte de don Juan Esteban y Viuda de Arza,  y una vez concluida la modernización del molino de las Norias (1905), y  elevación de la presa hasta los 2,5 metros (1907), se inicio el proyecto de la construcción en esta orilla izquierda de la central hidroeléctrica, que concluiría en 1910.


Juan Esteban y viuda de Arza, simbolizan las dos tendencias del desarrollo industrial español entre los siglos XIX y pp. XX: 


Por una parte,  se modernizan los molinos tradicionales surgiendo las rentables fábricas, que utilizan los cilindros y un complejo sistema de mecanismos que sirven para elaborar una harina limpia y de mayor calidad.  Las llamadas fábricas "eléctricas", ya no necesitan de los cauces de los ríos y muchas de ellas se instalan en las cercanías de las estaciones de ferrocarril, que ofrecen ventajas logísticas evidentes.

Por otro lado, la electricidad es la fuerza motriz de las nuevas máquinas y artefactos, por lo que cada vez se hace más imprescindible para usos industriales, alumbrado público y en menor medida uso domestico.  Hay una creciente demanda de electricidad en toda España, ¡el país se moderniza!

En la actual La Rioja, antes de 1900 podemos encontrar la Electra Munillense de Cándido Sevilla, la Electra de Beraza y Saravia de Haro, la Electra de Buicio, la hidroeléctrica del Najerilla, la Electra de Tirgo. la Electra Calahorrana... 

En Logroño está por entonces funcionando la Electra de Recajo y la Electra Logroñesa. A este número hay que sumar en 1910, la de la Viuda de Arza y posteriormente la del Salto del Cortijo. 

En la primera década del s.XX es tan elevado el número de fundaciones de fábricas de electricidad, que al final se regula su actividad por una ley en 1916, que entre otras cuestiones, restringirá en el futuro los permisos para nuevas electras.


DESCRIPCIÓN DEL PRIMER DÍA DE LA 'NUEVA ELECTRA DE JUAN ESTEBAN Y VIUDA DE ARZA.

El periódico La Rioja, en un esplendido artículo describe como era en el momento de su inauguración la fábrica de electricidad de Juan Esteban y viuda de Arza:

"Cuenta Logroño desde el pasado domingo, día primero en que después de verificadas las pruebas generales se suministró fluido a varias empresas y particulares, con una nueva fábrica de luz eléctrica montada conforme a los últimos y más perfeccionados adelantos de la mecánica.


La nueva luz local es hermosísima potente y de gran intensidad; así lo han reconocido gratamente complacidas, cuantas personas han tenido lugar de admirarla en los establecimientos logroñeses, primeros lugares en que ha lucido, ultramarinos de la señora viuda de Arza, café Habana, Café del Comercio, bar de Eusebio Rubio, patín viáreo  colocado en el paseo  en varias otras instalaciones de particulares.

Los dueños de esta nueva industria eléctrica se proponen obsequiar por algún tiempo al vecindario logroñés, colocando al efecto en los andenes norte y este del paseo del Príncipe de Vergara un buen número de focos para que el público pueda apreciar la luminosidad de su alumbrado.

Historia. 

... en 1906 comenzaron los trabajos de la presa, y después de algunas averías ocasionadas por las frecuentes avenidas del Ebro, que, como es sabido, tiene carácter torrencial, ha quedado perfectamente consolidada, a pesar de lo cual se proponen sus dueños ejecutar en ella el próximo verano importantísimos trabajos para aumentar su resistencia. 

Por otra parte, los cálculos verificados para determinar la cantidad de fuerza que ha de ponerse en explotación han sido hechos también teniendo en cuenta la disminución del caudal de aguas durante el periodo estival, calculando siempre por defecto.
La electricidad doméstica tardó en popularizarse, se consideraba una elemento de lujo, reservado a los nuevos establecimientos y hoteles que se construían. Los teatros se convirtieron en lugares de ensayo y modelo de instalaciones eléctricas, en Logroño, también. El siguiente anuncio es prueba de ello.

La fábrica.
Sobre la cimentación del viejo molino, reforzada toda prueba se ha construido la casa de maquinas sólida, elegante, sencilla que pueden apetecerse en edificios de tal índole. 

La sala de turbinas, donde están colocadas también las dinamos, el regulador y el cuadro de distribución de la fuerza, es un aposento maravillosamente distribuido; el pavimento y las paredes hasta una altura prudencial, están revestidos de mosaico, y la luz y el aire entra en ella por grandes ventanas abiertas en diversos ángulos de las paredes.


Unos cuadrados de barras de acero convenientemente colocados, impiden el paso y la intromisión de personas ajenas al servicio en los sitios por donde funciona el correaje, y en los otros parajes de peligro.

El edificio se introduce en el río casi en su totalidad, de modo que puede decirse que se ha construido sobre el Ebro.

La maquinaria.
Las turbinas instaladas son dos, marca Francis construidas por la Luther; pueden admitir 8.750 litros  producir 245 caballos de fuerza a plena carga.

Están montadas sobre cámaras abiertas, construídas de hormigón hidráulica, lo mismo que el tubo de admisión. 

Trabajan a 45 revoluciones por minuto y tiene un peso cada turbina completa, sin el regulador, de 15.000 kilogramos. 

El regulador es moderno, perfeccionado y ventajosísimo. La Casa Juan Wenzel y Compañia, Madrid-Bilbao-Barcelona, ha sido la encargada de instalar completamente todo lo concerniente a la parte eléctrica y también ha tenido a su cargo la colocación hasta su funcionamiento del resto de la industria.

Ha dirigido los trabajos el competentente ingeniero industrial de la Casa Benigno González Escarzaga.

Las dinamos, de corriente alterna trifásica pertenecen a la marca Feiten y Guilleaume-Lahmeyer-Werke: son de 150 kilovatis, 50 periodos, y trabajan a 3.000 voltios de tensión.

Es innecesario el motor supletorio, indespensable en otras explotaciones, teniendo en cuenta que las turbinas sólo trabajan a tres cuartas partes de admisión, y en la época de estiaje se abren las compuertas y trabajan a carga entera. 

O para exponerlo más claro: regularmente, en épocas normales sólo admiten las turbinas 6.000 litros de agua en lugar de los 8.000 que pueden admitir, compensación que se realiza en el período veraniego.

La línea.
El proyecto de tendido de redes es obra del ilustrado ingeniero industrial muy conocido en Logroño don Eduardo Garbayo. 

Mide la línea desde la fábrica hasta la capital una longitud de 1.800 metros de vía aérea de alta tensión. Los cables de sostenimiento, son absolutamente aisladores, y se encuentran construído en condiciones tales de solidez que podrán resistir varios siglos sin detrimento alguno.

El servicio del tendido de a red se ha hecho rápidamente y, resalta acaso el más barato de los que en España se han instalado.

Los transformadores.
Los transformadores de la energía eléctrica, distribuídos por el caso de la ciudad, son seis: Uno de 5 kilowatios en la fábrica; tres de 60 y dos de 50; estos cinco, en los siguientes lugares: Uno junto al Trinquete; uno en la plazuela de la Cárcel; uno cerca de las escuelas públicas de niñas; uno en la calle Rodríguez Paterna, y el último en los jardines que rodean al Instituto.

Están alimentados estos transformadores por un cable subterráneo de alta tensión. 

Energía eléctrica
La distribución dentro del casco de la capital se hace por una línea aérea, que la forman cuatro hilos; tres de fase y uno neutro.

Descontadas escrupulosamente las pérdidas de energía en exceso calculadas, llega a Logroño por la nueva líneas un total íntegro de 280 caballos de fuerza, capaces de alimentar 5.600 lamparas eléctricas de diez bujías. Es pensamiento de la empresa en no contratar nunca toda la fuerza de la que que disponen, para que sobrante con el objeto de que el servicio sea en todos los casos y circunstancias uniforme y bueno.

Personal

Al frente de la Central se encuentra el entendido maquinista don Eduardo San Agustín, que ha desempeñado este cargo en fábricas similares. Le auxilia en sus trabajo de maquinista un ayudante. Cuentan también con un oficia instalador y dos instaladores para el servicio rápido de abonados. En la Administración se tiene personal suficiente y apto.

Las pruebas

Pueden considerarse de gran éxito las pruebas verificadas, pues se ha notado en ellas que cada turbina produce cerca de 40 caballos más que lo calculado".

EVOLUCIÓN EMPRESARIAL: DE 'NUEVA ELECTRA DE LOGROÑO' A 'VDA. DE ARZA E  HIJOS S.L'. (1910-1929)

A la inicial mercantil formada por Juan Esteban y Guillerma Ubis (viuda de Arza) que adquieren la fábrica de 'La Isla' y el molino de 'Las Norias'  en 1905, se une Rafael Monforte Matute, poco después de la inauguración de la central eléctrica. 




En abril 1911, se disuelve la sociedad formada por 'J. Esteban, viuda de Arza y Compañía', a partir de ese momento los propietarios de la fábrica de harinas y la central hidroeléctrica son la viuda de Arza y su cuñado Rafael Monforte, viudo de Isabel Ubis. La mercantil se denomina 'Viuda de Arza y Compañía', y se otorgan poderes a los hijos de ambos don Pedro Arza y Cristino Monforte. Continuando esta Sociedad hasta que en 1917 la viuda de Arza es propietaria en solitario de ambas instalaciones. 


Su evolución societaria va variando con los años y así en 1924 la sociedad se denomina Viuda de Arza e hijos, SL y la constituyen doña Guillerma Ubis y su hijo Pedro Arza y yerno Emilio Francés (casado con su hija María). 

En 1928 se separan la propiedad de la fábrica de harinas de la presa y central eléctrica, vendiéndose ésta última en 1929 a la eléctrica Salto del Cortijo S.A. propiedad de Eugenio Grasset.

Post publicado originariamente en el blog 'Recuerdos de Logroño 1915... y más'


No hay comentarios:

Publicar un comentario

LOS RECUERDOS TAMBIÉN SON PATRIMONIO HISTÓRICO