domingo, 30 de agosto de 2015

GRAN HOTEL DEL COMERCIO

A LA ALTURA DE UNA CAPITAL DE PROVINCIAS

El primero de septiembre de 1891 el acreditado y experimentado hostelero Manuel Alfageme inauguraba su nuevo establecimiento cercano a la estación de ferrocarril.  

Estaba localizado en un lugar envidiable de Logroño, dando una de sus fachadas al Paseo del Espolón y la otra a la estación. La crónica del momento lo describía "con habitaciones cómodas y bien dispuestas, un hermoso comedor, otro más pequeño para comidas de familia, cocina y  dependencias muy bien dispuestas; todas las comodidades que pueden adoptarse en la fonda de una capital de provincia, En aquellos primeros días de septiembre de 1891 "en su restaurant se servían raciones a cualquier hora, necesitando influencias en tanda", y según testigos los días festivos se servía el Plato del día, "se comía bien por poco dinero".


El hotel o fonda como entonces se denominaba, fue un referente sin competencia en Logroño durante mucho tiempo. En sus salones se realizaban los banquetes más suntuosos y fue seguramente, el establecimiento más importante de su clase hasta la aparición del 'Grand hotel' de Esteban y Trocóniz' en 1914.





En 1915 ya pertenecía a San José e Hijos y muy probablemente con el cambio de propiedad se modernizó. Por entonces disponía de ascensor (la única fonda que disponía de este servicio), baño, calefacción central, teléfono y "confort moderno a un precio módico". También continuaba con sus servicios de restauración y con los  paseos y viajes en coche y automóvil. El Gran Hotel del Comercio era un establecimiento de prestigio.


Con los años el 'Gran Hotel Comercio' fue cambiando de dirección varias veces y en la década de los años treinta su propietario era Juan Brieva.














UN HOTEL TAMBIÉN EN 1915 MUY COMERCIAL...

En el 'Gran Hotel del Comercio' era testigo a diario del ir y venir de médicos, dentistas, ópticos, ortopédicos... que pasaban consulta en las habitaciones o sus salones. Era un establecimiento que gustaba a los viajantes de los principales almacenes de Madrid y Barcelona, los inventores, vendedores de chollos... le hacían ser una pequeña galería comercial ambulante de novedades que llenaba de aire fresco de otros lugares a Logroño. 

En este aspecto el 'Gran Hotel Comercio' era un referente cosmopolita destacado y su nombre le hacía justicia.

Un anuncio de la  actividad comercial... que se desarrollaba en este hotel:


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

LOS RECUERDOS TAMBIÉN SON PATRIMONIO HISTÓRICO