lunes, 13 de julio de 2015

AQUÍ HAY CHOCOLATE O LA PUBLICIDAD DE LOS CROMOS




A pp. del s.xx el consumo de chocolate estaba muy extendido como sustituto del café.  Había fábricas de chocolates en muchas localidades de España, algunas de ellas fueron auspiciadas por congregaciones eclesiásticas, otras, por molineros y confiteros emprendedores que vieron una forma de ganarse la vida. 


LA RIOJA 1890 

En la Rioja encontramos muchos lugares donde había molinos chocolateros y fábricas  así, podemos encontrar que en Munilla, eran tres molinos de los que destaca 'Chocolates Las Bargas' y en Haro eran famosos los chocolates de Gregorio Iturbe Melitón Garcíaque además de sus elaborados, distribuye la internacional Suchard, o los de Doroteo Romeo de Torrecilla en Cameros...
Son los primeros tiempos de la distribución en Logroño
 de esta famosa marca riojana

Algunos de estos negocios gozaron de una cierta fama y se comercializaron más allá de su entorno geográfico, así los 'Chocolates Bargas', llegaron a tener tienda hasta en Barcelona. Otros fabricantes más modestos de la provincia y regiones limítrofes, realizaban en Logroño su distribución casi boca a boca, y por ejemplo, 'Calixto Martínez' de Arnedilllo  los vendía en la barbería de Andrés Saénz de Logroño y en la pensión la Ventosilla de la calle San Juan cuando visitaba esta capital... 



1915 CHOCOLATES DE LOGROÑO

En Logroño al menos, desde 1850 existía un molino chocolatero a orillas del río Ebro, por lo que su elaboración en 1915 tenía una cierta tradición que la continuaban con cierto éxito, Chocolates Falcón con su marca 'karakas' o la fábrica de dulces de Teodoro Longas (molino de Samalar), Víctor Moreno, Matías Ortiz de Lanzagorta y Hermenegildo Murga que aprendió el oficio trabajando en los afamados Chocolates Tejada que ya existían en 1835.

También era una ciudad donde había acreditados fabricantes de "pastillas de café con leche" y donde existía un destacado gremio de confiteros acostumbrados a trabajar el chocolate en sus dulces. Así que algunos, como Felipe Romero de la 'Suiza'  vendían su propia marca, en este caso, 'El pavo real', pero otros, lo fabricaban ocasionalmente o sin marca propia.

Era tal la competencia en 1915, que en la prensa local podemos leer la propaganda de multitud de chocolates originarios de otros lugares y que se distribuían en los comercios de Logroño. Entre los más renombrados se pueden citar los chocolates  de 'Los Padres Benedictinos''Matías López', 'Costas' 'Ourus', 'Zuricalday', 'Leyta'; 'Cia Colonial'... la competencia era muy amplia. 

LA PARTICULAR PUBLICIDAD DEL CHOCOLATE

La gran oferta de marcas de chocolates hizo que fuera necesario una publicidad específica para propiciar su venta.

Así podemos ver anuncios en LA RIOJA como el que se reproduce (ver recorte superior) de la acreditada marca de chocolates 'Matías López', en el que identificando muy bien a su clientela infantil y juvenil, hace publicidad de sus dulces... y sobre todo, de lo que proporcionan sus envoltorios. 



Estos papelillos de envolver, incluían nada más y nada menos que cromos ¡¡coloreados!! de diversos temas (Quijote, fauna, personajes históricos, íberos...) y se facilitaban sus correspondientes albumes para coleccionarlos y para fidelizar su consumo. Cada vez fue mayor la calidad y la novedad de este "aditivo" del chocolate, llegándose a las postales, cromos troquelados y los "duros de chocolate", con reproduccíón de diferentes monedas, también coleccionables.



Con los chocolates y caramelos, también se vendían en las tiendas de ultramarinos (principalmente), otros productos de la misma firma, como bombones, tés, pastas, sopas...

Esta practica de fidelización y propaganda se extiende muy pronto a todas las grandes marcas de dulces que veían como sus confituras ganaban aceptación, a veces en función de esta estrategia de venta  ¡¡EL PODER DEL CROMO!!


LA RIOJA 1915 este es un ejemplo de distribución de una marca de chocolate, en este caso de Bilbao


'CHOCOLATES LA RIOJANA' DE MÁLAGA LOS CHOCOLATES QUE LLEVARON EL NOMBRE DE LA RIOJA.

'Chocolates La Riojana', de Málaga fundada por López Hermanos en 1857, y que en 1861 ya disponía de máquinas a vapor, lo cual permitió una gran producción que satisfacía la demanda local y permitía la exportación. Muy probablemente,  fue la primera fábrica de chocolates de las existentes en España en comercializarlos con marca propia y con distribución nacional.

Se especula que en sus mejores momentos llegó a fabricar un tercio del chocolate de España, y para su distribución, disponía de más de 2.000 depósitos repartidos por toda la geografía española. 

Además de los chocolates y posteriores caramelos de la marca 'la vienesa' , destacó por sus cromos y postales verdaderamente "únicas". Eran litografías de gran calidad que llevaron el nombre de  'La Riojana' por  todos los hogares españoles dando a conocer paisajes y estampas de España, además de otros temas. 

1º PUBLICACIÓN 13/07/15    ESTA ES LA ACTUALIZACIÓN Nº 3

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

LOS RECUERDOS TAMBIÉN SON PATRIMONIO HISTÓRICO